Castellà

CUÉNTAME CÓMO VIVES (CÓMO VAS MURIENDO)

Cuéntame cómo vives;
dime sencillamente cómo pasan tus días,
tus lentísimos odios, tus pólvoras alegres
y las confusas olas que te llevan perdido
en la cambiante espuma de un blancor imprevisto.

Cuéntame cómo vives.
Ven a mí, cara a cara;
dime tus mentiras (las mías son peores),
tus resentimientos (yo también los padezco),
y ese estúpido orgullo (puedo comprenderte).

Cuéntame cómo mueres.
Nada tuyo es secreto:
la náusea del vacío (o el placer, es lo mismo);
la locura imprevista de algún instante vivo;
la esperanza que ahonda tercamente el vacío.

Cuéntame cómo mueres,
cómo renuncias —sabio—,
cómo —frívolo— brillas de puro fugitivo,
cómo acabas en nada
y me enseñas, es claro, a quedarme tranquilo.

Gabriel Celaya

Nuestro Futuro

Hay que emprender,

un camino nuevo.

Para poder ver,

para mejorar nuestro relevo.

Fácil no será,

pero la implicación estará,

sin esta, el relevo,

posible no será.

Podremos participar

a diseñar nuestra utopía

nos tacharán de locos,

pero con ilusión en los arcos,

soñar podremos todos.

Así podremos imaginar,

nuestro destino ideal.

Hay que preparar el futuro,

el presente, pasado será.